fbpx
Feliz 2027 - obranuevaenmalaga

Un titular intencionadamente prematuro, que nace sin ser originado por ningún despiste temporal de su autor, y que tampoco es debido a una desafortunada traición de mi corrector automático, inopinadamente corrompido por algún virus informático que haya aprovechado las celebraciones del cambio de año para colarse en este texto.

Las fechas son meras coordenadas. Unas precisas herramientas que nos permiten situar los acontecimientos más relevantes de nuestras vidas en el tiempo que vamos paulatinamente derrochando. Sucesos, unos de carácter íntimo, y otros más, compartidos con unos pocos o una multitud, conforman el “electrocardiograma” de la biografía de cada uno de nosotros, sin excepciones. Un trazo con marcados quiebros, que dibuja un perfil único y personal.

Sin duda el año 2020 aparecerá reflejado en nuestra gráfica de vida como uno de los más críticos, del cual esperamos haber pasado lo peor, y poder recuperarnos pronto. Una crisis ciertamente global, pero con un impacto individual desigual, produciendo situaciones más dramáticas que otras. Superar estas dificultades y mirar el futuro con optimismo será todo un reto.

Algo semejante ocurre con las ciudades. Desde marzo hemos visto bajar notablemente la actividad económica, y poco a poco, casi inconscientemente, nos estamos “acomodando” a una peligrosa rutina, envueltos de incertidumbre e insatisfacción. Son tiempos que requieren más que nunca optimismo, un objetivo, una bifurcación anímica salpimentada de ilusión, que nos empuje hacia los años venideros.

Sin ser evidentemente consciente de ello, nuestro alcalde señalizó en 2019 la ruta a seguir para recuperar los actuales y malheridos ánimos: organizar una Expo Internacional en 2027 entorno a la temática de la ciudad sostenible. Un proyecto sorprendentemente adaptado a este imprevisto presente, así como al cercano periodo pospandémico que entrevemos con impaciencia. Un buen momento para tener un objetivo común con un contenido que nos importe a todos. Llevamos casi un año planteándonos muchas dudas en cuanto a nuestro modo de vida en la ciudad, un paisaje artificial construido e inventado por el Hombre, con la notable complicidad del sector inmobiliario residencial.

Feliz 2027 - obranuevaenmalaga

Este evento internacional, que debe siempre situarse entre dos Exposiciones Universales y que tuvo a Zaragoza 2008 como última sede española, es una oportunidad para que Málaga dé un paso más hacia el concurrido “club” de las grandes ciudades, demostrando que la capital de la Costa del Sol también sabe innovar y ser creativa. Puede que en 2027 una ventana de tres meses se abra, y en ella se asome medio mundo para fijarse en Málaga. Podría ser un gran año, un magnifico resarcimiento de la situación actual, que no podemos desaprovechar.  Tenemos la obligación moral de apoyar esta candidatura.

Los terrenos previstos para acoger la Expo se sitúan en la zona de Buenavista, al sur de la ampliación de la UMA, en el área de influencia del PTA y del aeropuerto, que dotado de su acceso norte se convertiría en la puerta de entrada principal de este evento. Un total de 800.000 m2, de los cuales 25 hectáreas se dedicarán a la Expo, mientras que el restante acogerá usos logísticos y 1.440 viviendas destinadas a alojar los trabajadores. Esta zona residencial, con 17 hectáreas y que se incorporaría posteriormente al parque de vivienda pública de la ciudad en régimen de alquiler, puede ser un irrepetible escenario para exhibir todo lo que el sector inmobiliario residencial ha aprendido y puede aportar en la mejora de nuestras ciudades.

Más allá de la anterior descripción, desconozco cual es la hoja de ruta concreta del consistorio, pero me parece esencial la participación coordinada de toda la sociedad malagueña. Con una temática en torno a la ciudad sostenible y su calidad de vida, veo que los sectores del inmobiliario residencial y construcción deberían ser algunos de los protagonistas, aportando y demostrado todo su potencial de innovación en una de las provincias españolas con más volumen de obra nueva. Se trata de reflexionar sobre las posibles soluciones para que nuestro entorno urbano sea más amable y habitable. En asuntos como la sostenibilidad, la eficiencia energética o la construcción industrializada, nuestro sector es clave y con un respetable peso económico.

Feliz 2027 - obranuevaenmalaga

En esta misma línea, no entendería la Expo 2027 sin la implicación de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Málaga. Echo de menos más participación activa, visible y “ruidosa” de la eAM. Durante mis años de facultad, muchos fueron mis profesores que decían que una Escuela de Arquitectura que no interviene en la vida de su ciudad tiene poco sentido, más allá de ser una fábrica de arquitectos. Málaga tiene un sector de la construcción muy activo, con algunos proyectos emblemáticos, para una Escuela de Arquitectura tan discreta. Mediante concursos internos, propuestas, análisis, grupos de trabajo, reflexiones para finalmente intervenir significativamente en el diseño de la sede de la Expo, la eAM podría alcanzar en 2027 su madurez y asentarse como un referente de opinión de la constante evolución de nuestra ciudad. El entorno universitario favorece la germinación del talento, del espíritu de disrupción, la imaginación, la innovación, la creatividad y Málaga debe saber aprovecharlo. Es un buen momento para ello.

Inevitablemente, la organización de un evento global de este tipo plantea muchas dudas y temores en cuanto al impacto real a largo plazo, así como los usos posteriores de las instalaciones. Cuestiones que se han ido progresivamente esclareciendo estos últimos meses, y que evidentemente deberán definirse más precisamente con el tiempo, pero que van revelando todo el potencial de la candidatura Malagueña.

La Expo 2027 acaba de recibir, en este inicio de año, el esperado apoyo de la Junta de Andalucía. Para que siga adelante el proyecto será necesaria la aprobación del Consejo de Ministros. Esperemos que el destructivo enfrentamiento entre los distintos colores políticos de este país, pase a un segundo y lejano plano, requisito ineludible para que el Gobierno Central no siga equivocándose. Tengo mis dudas…

 

José García Ruiz - obranuevaenmalagaAutor: José García Ruiz

Arquitecto coordinador de ejecución en el Estudio Ángel Asenjo y Asociados de Málaga

 

 

Esperamos que os haya sido útil el artículo «¡Feliz 2027!«. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Málaga y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

1 Comentario
  1. pablo barrios 30/01/2021 at 17:42 - Reply

    me encanta la idea. apoyo total. pero si queremos ser una ciudad sostenible, deberianos hacer carriles bici, antes habia uno en la alameda principal, pero al hacer la nueva se les ha olvidado, y hay mucha gente q se movia en bici y ha dejado de hacerlo por miedo a los coches y a las multas

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

2 + cuatro =