fbpx

MetaMálaga, bienvenidos al metaverso

Metamalaga Metaverso - obranuevaenmalaga

Sin duda, en 2021, la palabra metaverso fue una de las más buscadas y pronunciadas del mundo. A finales de octubre se hizo oficial el cambio de nombre de la tecnológica Facebook para llamarse Meta y, de paso, centrarse en el desarrollo de su futuro metaverso. Una noticia viral, un hype ideado por Mark Zuckerberg para ocultar sus problemas reputacionales, que tuvo el mérito de interpelarnos en torno a un término que nació en 1992, de la mano del visionario escritor Neal Stephenson en su apocalíptica novela de ciencia ficción Snow Crash.

Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención no ha sido la solemnidad del anuncio pronunciado por el CEO de Facebook desde su sede californiana, sino constatar, unos meses más tarde, que el sector inmobiliario malagueño estaba dando sus primeros pasos en uno de los planetas del metaverso, donde acababa de posarse y plantar su bandera.

Metamalaga Metaverso - obranuevaenmalagaEstoy en mi casa, sentado frente a mi portátil, ultimando los detalles de configuración de mi avatar digital para poder finalmente adentrarme en el metaverso Decentraland, una ciudad virtual basada en blockchain que tiene incluso su propia moneda (el mana). Termino eligiendo mi vestimenta y pincho en el enlace que me han hecho llegar, al instante la aplicación me “teletransporta” entre Fashion Street y Red Light, la zona elegida por Metrovacesa y la proptech malagueña Datacasas para abrir una delegación virtual.

Mediante el teclado y el ratón me dirijo hacia la entrada del edificio donde la promotora comercializa el proyecto Málaga Towers. Una generosa rampa en espiral me invita a pasearme alrededor de un patio central. El recorrido líneal está ritmado por varias pantallas dispuestas a todo su largo; Videos informándome de la promoción, así como de las bondades de nuestra ciudad. Mientras alcanzo el último nivel, donde me esperan unos ascensores para llevarme al punto de partida, me invade una divertida sensación de “déjà vu”, rememorando mi inolvidable paseo, en vivo, por la rampa del Guggenheim de Nueva York hace exactamente 20 años.

Después de esta primera y breve excursión virtual, no tengo claro cómo evolucionará este universo inmersivo en el futuro, pero es evidente que estamos ante los primeros balbuceos de un entorno digital con un prometedor potencial. Cuesta asimilar que recientemente se haya vendido en Decentraland una parcela de terreno digital por 2,43 millones de dólares, pero es indudable que algo significativo se está produciendo y aplaudo que la startup malagueña Datacasas esté detrás de la primera presencia nacional de nuestro sector en el metaverso. Un pionero que puede llegar a ser la referencia de su sector y unos de los ganadores de la Web3, no le deseo menos.

Todo parece apuntar hacia la progresiva madurez de estos incipientes mundos virtuales, más allá del gaming sobradamente asimilado por nuestros hijos adolescentes, donde las gafas de realidad virtual y los cascos con sonido envolvente son el hardware imprescindible para disfrutar plenamente de la experiencia. La tecnología blockchain, las criptomonedas y los NFT van a permitir desarrollar ecosistemas con garantías suficientes para que las empresas puedan operar y abrir el abanico de negocios en el que el inmobiliario tiene que estar presente. Parece que en un principio el metaverso puede ser la puerta de entrada a un mercado esencialmente juvenil por su procedencia del gaming pero que podría arrastrar a perfiles no tan jóvenes y empresas ajenas al sector del entretenimiento. Prueba de ello Accenture, Pricewaterhouse Coopers o Sotheby’s que llevan un cierto tiempo ofreciendo sus servicios.

En la próxima década el aumento de la capacidad computacional permitirá que estos universos paralelos alcancen su forma definitiva. Estamos hoy en día en la antesala de lo que llegará a ser el metaverso, algo similar a lo que ocurrió en los años noventa con los orígenes de internet…y aquí estamos con nuestros smartphones, los más mayores pueden verse reflejados.

Son muchas incógnitas que pueden hacernos dudar, pero lo cierto es que hay ciudades que a finales de este año tendrán su versión gemela en el metaverso. Seúl y Shanghái han anunciado la creación de sus propios entornos virtuales donde además de abrir sedes digitales de sus instituciones, espacios educativos o culturales, solucionarán mediante su clon digital problemas funcionales reales de la urbe, así como su planificación futura. La toma de decisiones se hará en base a replicas digitales, con decenas de parámetros que permitirán ahorrar tiempo y recursos. Una potente herramienta de planificación urbana, donde podrán evaluar el impacto de cualquier decisión sobre la ciudad y su funcionamiento, con interoperabilidad entre ambos mundos.

Metamalaga Metaverso - obranuevaenmalaga

Es difícil imaginar las aplicaciones en el sector residencial, pero a medio plazo podríamos empezar a ver experiencias mucho más inmersivas que las actuales, con los futuros propietarios de una vivienda, visitando el clon digital de la urbanización e incluso ofreciendo la posibilidad de diseñar su propia distribución y visitarla inmediatamente para eventualmente corregirla según sus criterios, colocando al cliente en el centro de la cadena de valores…sin mencionar un proceso de venta realizable desde cualquier parte  del mundo con todas las garantías de seguridad y transparencia. Un nuevo modelo de compra a punto de concretarse con la reciente tokenización de deuda dentro del sandbox regulatorio (campo de pruebas para nuevos modelos de negocio) para financiar el desarrollo de un sistema de venta de viviendas en remoto, Basicnex(tecnología de Datacasas), en vista a comercializar digitalmente el proyecto desarrollado por Metrovacesa, Málaga Towers.

«Tener la oportunidad de acceder a la inversión a través de la tokenización y contar con la supervisión de la CNMV es un paso más para nuestra startup y nos permite ser el referente Proptech en Europa» (Santiago Cabezas-Castellanos, CEO de Datacasas).

En cuanto a la arquitectura, ya existen plataformas como State of Address (SOFA) que ofrecen la posibilidad de tokenizar un diseño arquitectónico (NFT) para venderlo en el mundo real o virtual, abriéndose un abanico de posibilidades:

“Si tenemos claro los beneficios «en la vida real» que SOFA puede ofrecer, lo que es igualmente apasionante es la oportunidad de mercado sin explotar para los espacios digitales a los que todos nos estamos acostumbrando progresivamente. Cada SOFA NFT tiene como objetivo proporcionar entornos inmersivos digitales únicos que podrían utilizarse en varios medios. Piense: experiencias y eventos basados ​​en realidad virtual para crear los diseños en metaversos como Sandbox o Decentraland. Las oportunidades son infinitas” (Anmol Sekton, cofundador).

Lo que acabo de mencionar en este artículo, aunque sea de modo superficial, es una nueva e irrefutable prueba de la profunda mutación que ha experimentado el ecosistema inmobiliario en estos últimos 10 años. En aquellos tiempos nadie habría sido capaz de imaginarse que estaríamos hablando en 2022 de mundos virtuales, NFTs y tokens.

El tsunami de las nuevas tecnologías no cesa de sorprendernos con avances cada vez más complejos de adecuar a nuestra vida y difíciles de asimilar para los seres sensibles y sociales que somos, esperemos que seamos capaces de diferenciar lo virtual de lo real…

Quién sabe si algún día acabaremos diciendo a nuestros amigos: ¡Nos vemos a las 16h00 en la Genesis Plaza de Decentraland!

¿Y tú, te vienes?

 

Hosting

José García Ruiz - obranuevaenmalagaAutor: José García Ruiz

Arquitecto coordinador de ejecución en el Estudio Ángel Asenjo y Asociados de Málaga

Esperamos que os haya sido útil el artículo «MetaMálaga, bienvenidos al metaverso.«. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Málaga y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

uno × dos =