fbpx

La sostenibilidad está más allá del CTE ¿Vamos?

Sostenibilidad CTE - obranuevaenmalaga

Marzo 2020, en un par de días la delgada línea divisoria entre realidad y ficción se debilitó hasta difuminarse bajo la presión de un virus viajero, proveniente de algún país asiático. Un improbable guion dramático del que solemos disfrutar sentados delante de una pantalla, mientras saboreamos unas palomitas. Pero esta vez, los desquiciados protagonistas éramos nosotros. Para muchos, por primera vez, hemos visto como las circunstancias han resquebrajado nuestro universo y rutina diaria, obligándonos a adaptarnos. Lo que teníamos ingenuamente interiorizado como inmutable, saltó por los aires dejando patente su fragilidad.

Mayo 2021, más de un año después, cuando parece que por fin estamos a punto de vivir el desenlace de esta “película”, y de recuperar algo parecido a lo que teníamos anteriormente, y que tan poco valorábamos entonces. Una lección de humildad que ha focalizado todos nuestros esfuerzos mientras desatendíamos otros problemas anteriores que desgraciadamente no han dado tregua alguna durante este periodo. Ha sido “el árbol que no deja ver el bosque”: la formación de una triple tormenta económica, sanitaria y medioambiental, que ahora vamos, inevitablemente, a tener que afrontar.

Los fondos New Generation EU quieren ser una primera respuesta apostando por la transformación. España recibirá 140.000 M€ (72.000 M€ no reembolsables) que tienen que servir para impulsar la transformación digital, transición ecológica, cohesión social, territorial, e igualdad. El sector inmobiliario será uno de los beneficiarios del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (Prtr) elaborado por el Gobierno, focalizado en la rehabilitación de viviendas y la regeneración urbana. La mitad del parque de viviendas en España tiene 40 años o más. El objetivo es acelerar de una vez por todas la renovación energética de nuestro envejecido parque, para reducir urgentemente la emisión de gases de efecto invernaderos.

Como era de esperar, vamos tarde, el cambio climático nos ha tomado la delantera. Son tiempos que requieren actuaciones contundentes si no queremos ser vistos en un futuro como la generación que fue incapaz de cambiar a pesar de tener los medios para ello.

Sostenibilidad CTE - obranuevaenmalaga

 

La obra nueva no puede quedarse al margen de una situación en la que tiene cierta responsabilidad, y un peso específico (con 90.000/100.000 viviendas al año) que puede ser determinante en la mitigación del cambio climático. Las constantes actualizaciones del Código Técnico de la Edificación (CTE) van en la buena dirección, nadie pone en duda que su aplicación en 2006 era una necesidad. Para el sector residencial fue un punto de inflexión desde el cual se inició un nuevo ciclo basado en la mejora constante de la eficacia y eficiencia. Un marco normativo que nos “obligó” a proyectar y construir siendo conscientes del impacto medioambiental generado por nuestra actividad.

Sostenibilidad CTE - obranuevaenmalaga

Pero 15 años más tarde, la situación, con el galopante avance del cambio climático, nos revela la escasa efectividad de tales medidas. Son necesarias actuaciones urgentes, por nuestra salud y la del entorno. El desfase temporal entre las normativas aprobadas y el deterioro medioambiental es cada vez mayor, transmitiendo una falsa sensación de ineluctabilidad.

Quizás tengamos que ir por delante del tortuoso laberinto administrativo que debe recorrer toda normativa nacional antes de ser aprobada. Una velocidad de reacción inadaptada a las circunstancias que estamos viviendo.

Es necesario fomentar actuaciones voluntarias dirigidas hacia la descarbonización del sector. Una opinión que, dado los condicionantes económicos que rigen la edificación residencial, podría parecer a primera vista utópica, pero para la que tenemos al alcance la tecnología necesaria.

El sector de la obra nueva no debería limitarse a aplicar lo que es de “obligado cumplimiento”, unos reglamentos que generalmente llegan tarde e incluso algunas veces mal. Estamos en un escenario propicio para probar otros protocolos, “hackeando” las reglas de siempre. Es algo que afecta a todos los sectores productivos. La automoción está ya en ello: ha iniciado su descarbonización, mediante bonificación económica (estatal) por la compra de un vehículo eléctrico, una costosa tecnología que está reconfigurando completamente el ecosistema del automóvil.

Sostenibilidad CTE - obranuevaenmalagaEn esta buena dirección se inscribe la iniciativa llevada a cabo por el Ayuntamiento de Burgos en su próxima modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La ciudad tiene previsto incluir un nuevo capítulo, donde se persigue “incentivar en los mismos promotores el interés en la construcción verde”, más allá del CTE, mediante estímulos como el aumento de edificabilidad. El texto incluye tres grados de sostenibilidad. El primer nivel recogerá el estricto cumplimiento del CTE, mientras que el segundo premiará a las construcciones que aporten mejoras, en cuanto a utilización de energías renovables, con un aumento de vuelos en terrazas. El tercer nivel tratará de incentivar los certificados tipo Passivhaus así como la reducción de la huella carbono, construcción sostenible, el uso de materiales locales, mano de obra del entorno, mediante el aumento de edificabilidad de terrazas y exclusión de la envolvente en su cómputo.

Sostenibilidad CTE - obranuevaenmalagaUna iniciativa que debería inspirar a otros…Málaga, con su candidatura para organizar una Expo Internacional en 2027 en torno a la temática de la ciudad sostenible, tiene el marco perfecto para impulsar un plan de actuación y posicionarse como una de las referencias en este campo. Como ya lo comenté en otro artículo, desconozco cuál es la hoja de ruta concreta del consistorio, pero espero que más allá de ser el anfitrión de la Expo, Málaga lo aproveche y sea protagonista por su espíritu innovador.

Habrá que ver si el proyecto burgalés sigue adelante y confirmar el impacto real de la redacción definitiva de dicho capítulo en su PGOU, que desgraciadamente podría demorarse hasta 2022. Pero tiene el mérito de abrir un interesante debate: ¿Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos?

Cada PGOU tiene particularidades propias al municipio que ordena, pero contiene herramientas que, manejadas con habilidad y sentido común, pueden ser beneficiosas para todos ¿Abrimos la caja y empezamos a sacarles provecho?

 

 

 

Hosting

José García Ruiz - obranuevaenmalagaAutor: José García Ruiz

Arquitecto coordinador de ejecución en el Estudio Ángel Asenjo y Asociados de Málaga

Esperamos que os haya sido útil el artículo «La sostenibilidad está más allá del CTE ¿Vamos?«. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Málaga y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

siete + ocho =